Modelos vivos

En mis pinturas prefiero utilizar siempre modelos reales, cuidadosamente seleccionados no sólo en función de su fisonomía sino también de su carácter. 

 

 

Pintura religiosa.

Última obra religiosa acabada: La Virgen María y el Niño.

En este cuadro he querido significar, entre otras cosas, cómo por ser infinita la distancia entre la Divinidad y la humanidad, así también es infinita la generosidad de Dios haciéndose humano, niño en este caso, enteramente Dios pero también enteramente niño.  Y su madre enteramente dignificada por su Gracia.

Galería de imágenes

Haga click en las imágenes para agrandar