Modelos vivos

En mis pinturas prefiero utilizar siempre modelos reales, cuidadosamente seleccionados no sólo en función de su fisonomía sino también de su carácter. 

 

 

Pintura al fresco religiosa contemporánea.

La pintura al fresco es siempre fruto de muchos años de trabajo.  Nadie llega a la pintura mural al fresco como su primera incursión en el mundo de la pintura.  Estamos en disposición de ofrecerles la técnica pictórica más universal, prestigiosa, duradera y difícil. Sus cualidades ópticas, constructivas e históricas la sitúan en un puesto jerárquicamente superior a cualquier otra técnica de pintura mural.

  La pintura al fresco cuenta con varios milenios de antigüedad. Su perfección técnica se ha mantenido invariable a lo largo del tiempo propiciando resultados espectaculares.

  Es absolutamente ecológica: no solamente no emite compuestos contaminantes sino que además absorbe el CO2 atmosférico purificando el aire. Impide la proliferación de hongos y microorganismos, regula la humedad ambiental, es transpirable, aislante  térmico y acústico y tan duradera que mejora con la edad.  Entonces, ¿porqué en nuestros tiempos se emplea tan poco? Pues porque es difícil y laborioso y sólo un verdadero especialista puede garantizar la genuina pintura al fresco. Es lo que le ofrecemos.

 

 

Pintura al Fresco contemporánea en el Monasterio de las MM. Trinitarias de Laredo. 

 

 

El Monasterio de las Madres Trinitarias de Laredo se empezó a construir en el sg. XVI y albergó en principio a la Orden Franciscana hasta la Desamortización de Mendizábal. En el sg. XIX recuperó su actividad religiosa con las monjas de clausura que lo habitan hasta hoy.


Claustro del Monasterio

 

  Sus muros  han sido testigos de la historia de Laredo: vieron la epidemia de peste cuando los franciscanos eran los únicos que se atrevían a asistir a los enfermos. Fue  tomado por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia,abandonado durante décadas después de la Desamortización, cárcel de ambos bandos durante la Guerra Civil...



Estado del muro antes de la realización de la pintura al fresco.
Estado del muro antes de la realización de la pintura al fresco.
Mural al fresco realizado.
Mural al fresco realizado.

Descripción iconográfica

Esta pintura al fresco contemporánea nos muestra una imagen basada en el episodio histórico de la vida de San Juan de Mata fundador de la Orden Trinitaria. Este santo creó una orden religiosa dedicada al rescate de cautivos cristianos en manos de los musulmanes en plena época de las cruzadas. Por medios pacíficos trataba de devolver a los cristianos prisioneros a la cristiandad mediante toda una organización  (hoy la llamaríamos "ong") .

En la primavera de 1199 se traslada a Marruecos realizando la primera redención de cautivos que daría paso a varios siglos de rescates por parte de los trinitarios y miles de cristianos rescatados. Además de aceptar donativos para el pago de los rescates, siempre bajo un estricto control, ideó el sistema de intercambiar cautivos musulmanes por cautivos cristianos beneficiando así a ambos bandos. Famosa fue la redención por los Trinitarios de Miguel de Cervantes.


Mediante la descripción simbólica y gráfica  del episodio histórico, los diferentes estados de los sujetos pasivos de la redención y la leyenda "veritas liberabit vos" -la verdad os hará libres- tomada del evangelio de San Juan (VIII,32)  el mural pretende servir de base a la reflexión sobre la idea de la redención del cristianismo mediante el camino de la higiene moral consustancial al mensaje evangélico y al heroísmo de quienes dan su vida por los demás.

http://es.wikipedia.org/wiki/Juan_de_Mata

Proceso de la Pintura al Fresco en curso.

Después de humedecer el muro y picar las juntas de mortero antiguo comenzamos paleteando una mezcla de arena gruesa y cal añejada varios años para ir nivelando las irregularidades.

Es la llamada "trusilatio"

Ya hemos enfoscado la pared (trusilatio y arenato), la hemos revocado con arena de mármol de un grano medio  (arricio) y hemos comenzado la primera giornata tras enlucir con polvo de mármol y la cal añejada. Habrá que enlucir sólo la porción que se mantenga fresca mientras dura la sesión de pintura.


 

Es importante recortar zonas precisas del enlucido -intonaco- puesto que una vez seco es inservible. Por eso hay que coordinar enlucido y pintura cada día.

Lo que se pintó el día anterior, incluso unas horas atrás, ya no se puede retocar. Es el llamado buon fresco. No obstante históricamente se han retocado muchos frescos, eso sí, esperando a que carbonate toda la masa del revestimento (unos seis meses) y ya con temple de huevo, cola o caseína, no al fresco;  Pero esto se considera poco duradero en comparación con la técnica pura y sin retoques..

Aunque el término tradicional giornata hace referencia al trabajo de un día, a veces se puede extender el intonaco en más de una fase en el mismo día; el caso es pintar siempre sobre  fresco.

La pintura al fresco debe estar completamente pensada desde antes de empezar. Por eso requiere una planificación exhaustiva y extenuante que poquísimos pintores son capaces de asumir. Siempre ha sido pintura de minorías.

Paso a paso....


"La Verdad os hará libres". Y en el arte también. La pintura al fresco ha contribuído tanto históricamente a la didáctica ...Los pintores al fresco, casi extinguidos, siempre amaron la verdad...

Cuatro capas de cal y mármol triturado y, en fresco, un claroscuro con tierra verde de Bohemia. Y, sin perder tiempo, antes de que se seque, que carbonate, el color: tierras minerales y sólo agua.


En la pintura al fresco, la mayor parte de las veces con un rostro es suficiente para una "giornata". Si pretendemos abarcar más acabará secando el intonaco antes de acabar.

Esta medida, un rostro-cabeza ya la proponía Cennini en el sg. XIV.

A la derecha vemos la "sinopia", el dibujo esquemático sobre el arriccio que servirá para la planificación y división de jornadas

Entre esta foto y la anterior hay varias jornadas. Lo mismo sucede en las anteriores. La dificultad estriba en no poder trabajar todo el mural a la vez, como sucedería en el óleo, entonando y volviendo a lo ya hecho, lo cual, en pintura al fresco, es imposible.

Rostros en el mural al fresco del Monasterio de las MM. Trinitarias.

Extracto del folleto informativo "Pintura al Fresco"